Por: Ixel Rion
Texto de sala de la exposición Ayuda mutua, esfuerzo propio,
dentro del proyecto curatorial "La tiranía de los objetos", Obra negra
febrero, 2019

La obra de  Cecilia, se concibe a partir de su experiencia como residente de la ciudad de México, sus piezas son un comentario a las casas de interés social y a la (falta de) planeación urbana. Sin embargo su trabajo es también una propuesta a futuro donde hay cabida para una utopía urbana. La exploración que hace Cecilia de la ciudad, se encuentra implícita en su producción; las formas que construye no son únicamente líneas arquitectónicas identificables de esta urbe, son también conceptos que definen estilos y momentos históricos que al juntarse se vuelven un diálogo con la ciudad como protagonista.

Las compactas piezas de Cecilia se basan en las modificaciones que han sufrido, a lo largo del tiempo, las viviendas de interés social. A partir de la década de 1940 y gracias a la migración del campo a la ciudad, el gobierno Mexicano comienza a formular programas de acceso a la vivienda para los trabajadores. Los primeros proyectos de vivienda contemplaban en su diseño un conjunto integral en el que se juntaban: vivienda, educación, comercio y recreación. Éstos ambiciosos proyectos urbanos eran encabezados por arquitectos y urbanistas como: Mario Pani, Pedro Ramírez Vázquez, Alejandro Prieto Posadas, José María Gutiérrez Trujillo, entre otros. Lamentablemente los arquitectos fueron apartados de este tipo de proyectos y en la actualidad son las grandes constructoras las que se encargan de edificar miles de viviendas, que no contemplan servicios, espacios destinados al ocio,  ni escuelas. Este modelo de construcción es conocido como “caja de zapatos”ya que visiblemente son módulos que se identifican por medio de números al igual que las familiar que las habitan. Muchos están siendo abandonados por sus habitantes por le deterioro y falta de servicios mínimos.

Es justo este nuevo modelo en bloque el que recrea y adapta Cecilia en su obra. Además de fabricar miles de diferentes modelos, Cecilia se interesa por cómo cada bloque es a la vez una representación abstracta sobre algún concepto arquitectónico. Adaptando la tradición de los manuales de construcción que se publican en el país, Cecilia se encuentra actualmente elaborando un código urbano. Cada dibujo con forma habitacional, es un concepto en desarrollo, que eventualmente aportará a cada signo valor de carácter arquitectónico y urbano. Esta es la primera exposición individual de la artista en la Ciudad de México.